Aldea de Azacualpa, del En el municipio de Candelaria, Lempira, se realizó una marcha, en protesta por la muerte violenta de la señora de la tercera edad Facunda Mejía, a quién todos llamaban con cariño «doña Cundita», en la aldea de Azacualpa, donde ella residía, junto a su esposo don Cleto.
Su crimen se encuentra todavía en la impunidad, por lo que las fuerzas vivas y estudiantiles realizaron una marcha en protesta y con el fin de presionar por qué las autoridades encuentren al culpable de este horrible crímen.

Compartir

Por ALSACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.