Toda esta semana hemos estado en debate sobre el llamado al microciclo de un Joven de nombre Francisco Martínez, jornalero en una Piñera y se gana unos pesos como futbolista en tercera división provocando descredito de exfutbolistas, periodistas, y aficionados, de estas partes la más triste es la de los exfutbolistas o jugadores que vienen de tierra adentro que al igual que el «Chele» soñaron algún día con llegar a la selección.

▶️ Por su parte Recientemente Motagua acaba de contratar a Enrique Facuse un jugador que viene de la tercera división de Estados Unidos, es decir liga burocrática dónde los Paisanos que laboran en construcción o pintura juegan después del trabajo para ganar algunos dólares, no ví a nadie cuestionar ese fichaje, no ví a nadie desacreditar a este muchacho y tampoco creo que debían de hacerlo porque el también tiene derecho a soñar, pero por qué a Facuse hasta de símbolo sexual lo han tomado la prensa el «sexy boy» le dicen algunos, pero con el jornalero Martinez la prensa llama que es un circo su llegada a la selección.

Yo creo que se vale soñar que Francisco Martínez no le ha robado nada a nadie su llegada a la selección no es más que un testimonio de que los sueños se alcanzan cuando trabajas honradamente, estoy seguro que este chico se levanta a las 4 de la mañana a trabajar la tierra y luego pese al cansancio y al infatigable sol se va a los entrenamientos y me dicen que no tiene derecho a vestir los colores de la selección no seamos doble moral tanto el jornalero cómo el de familia adinerada tienen derecho a lograr sus sueños.

El futuro pertenece aquellos, que creen encontrar la belleza en sus sueños

Compartir

Por ALSACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.