Equipo técnico del departamento de Vida Silvestre del Instituto de Conservación Forestal (ICF) con acompañamiento de Fundación PANTHERA se desplazó a las comunidades donde se han registrado ataques al ganado para instalar cámaras-trampa y de este modo recopilar información fidedigna sobre lo que está ocurriendo en la zona.

Con el referido equipo tecnológico, que permite captar imágenes de forma automatizada, se pueden detectar especies sigilosas o de hábitos nocturnos, que mediante otros métodos de muestreo, no habían sido posible conocer si se encontraban en lugares determinados.

En lo últimos meses se han reportado muertes de ganado en Trinidad, Santa Rosa de Copán y Dulce Nombre.

Compartir

Por ALSACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.