La Reina Isabel II murio a los 96 años en su residencia de Balmoral acompañada por sus hijos y familiares. Desde el palacio de Buckingham habían anunciado en la mañana que “los médicos estaban preocupados por la salud de la reina”.

Los doctores de la reina Isabel II habían recomendado que fuera puesta bajo supervisión médica en su castillo escocés de Balmoral, a donde se dirigieron sus hijos y nietos entre la “profunda preocupación” del país.

Entre tanto, la primera ministra, Liz Truss había mostrado la preocupación del país por el estado de salud de la reina. “Todo el país estará profundamente preocupado por las noticias del Palacio de Buckingham este mediodía”, twitteó.

Compartir

Por ALSACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.